1º ETAPA. Badajoz – Machados 37,1 km

Salida: Badajoz Llegada: Machados Distancia recorrida: 37,1 km  Tiempo empleado: 5h:55’
Como cada vez que salimos de viaje, el día anterior es de empaquetar todo y en este caso, también de cargar en la furgoneta de Toro SUP todo aquello que pensábamos nos podía hacer falta en el Guadiana. Tras cuatro horas y media de viaje, llegamos unos desde Málaga y otros desde Madrid a las instalaciones de nuestros amigos del Centro Ecuestre y Pony Club de Badajoz, propiedad de los hermanos Muguiro, que nos acogen excepcionalmente y a los que agradecemos enormemente su hospitalidad y simpatía.
Esta ciudad monumental, cuna de grandes conquistadores y de caballeros templarios, marcaba el punto de inicio de nuestra aventura que aspiraba a terminar diez días y 272km después, en las atlánticas aguas de la desembocadura del majestuoso río Guadiana. Tras un buen desayuno, sacamos todo el material que nos cede nuestro patrocinador Mistral Costa del Sol y comenzamos la etapa desde el centro de Badajoz, junto a los pies de la Alcazaba pacense, abriéndonos paso entre la espesa maraña de camalote, especie invasora procedente del Amazonas que bloquea bocas de riego y pone en peligro el ecosistema del río. El comienzo del día está perfecto, sin viento y con un sol que calienta lo justo sin quemar, por desgracia tan idílico inicio no será más que una breve y cortés bienvenida que durará poco.  

           

  Nos recibe y despide a la vez esta bellísima ciudad plena de historia en cada uno de sus rincones. Bajo sus puentes empezamos a remar sobre un cauce ancho y con suave corriente. En sus riberas podemos ver la importante inversión y el incesante trabajo que se realiza contra la plaga del camalote. En ambas márgenes se pueden ver cuadrillas de operarios limpiando sin parar y barreras artificiales que van cercando las toneladas de planta invasora que posteriormente se retiran. Bandadas de ánades, garzas y garcetas me acompañarán toda la jornada junto al resto de fauna y vida que habita las riberas del río. Continuamos río abajo con un importante caudal fruto de las últimas lluvias y de desembalses de seguridad cauce más arriba.   Tras el pasar el primer Azud (Wikipedia: Un azud (del árabeas sad“barrera”), es una construcción habitualmente realizada para elevar el nivel de agua de un arroyo o río con el fin de derivar parte de dicho caudal a las acequias.), la corriente aumenta y paso los primeros rápidos por la zona menos peligrosa. Estamos de suerte, el sol brilla, no hay viento y la corriente nos ayuda mucho. Remamos rápido y llegamos a superar un kilómetro en sólo 5 minutos y 28 segundos.     Aguas más abajo, tras pasar otros azudes voy encontrándome con mas más rápidos que se pueden pasar sobre la tabla, lo que aumenta la diversión y la sensación de avanzar a muy buena velocidad. Pero a sólo kilómetro y medio de llegar al punto de encuentro con los compañeros la corriente deja de sentirse y empieza a entrar un fuerte viento fronto-lateral del suroeste. Se me acabó la suerte.

         

Llego a Puente Ajuda  (El puente Ajuda, sobre el río Guadiana, fue construido a principios del siglo XVI por orden del rey portugués don Manuel I, con objeto de facilitar la conexión y socorro de la plaza de Olivenza. Debido a las guerras y a las crecidas del río, su estado actual es ruinoso, pero sigue siendo una de las piezas monumentales más importantes de la comarca.) a la altura de la localidad de Olivenza. En este punto haré una pequeña parada. Los compañeros me esperan con algo para comer. Tras devorar con avidez y rapidez buena parte de la comida preparada, se incorporan con el kayak Mamen y Sevillano que me acompañaran hasta el final de la etapa.   Empiezan las colas del pantano de Alqueva (inaugurado en 2002, es el mayor embalse de Europa Occidental, situado sobre el río Guadiana, en el Alentejo portugués junto a la frontera con España) y el río se ensancha mucho al embalsarse.   El paisaje cambia. Fruto de la subida de las aguas remaremos entre esqueletos de árboles que salen a la superficie desde pocos centímetros a varios metros de altura. Es un espectáculo hermoso pero con un punto tétrico al tiempo. Bastante antes de llegar al puerto de Olivenza vemos desde el cauce a nuestra derecha, sobre una colina que muere en el río, la imponente figura del castillo de Juromenha.   Los últimos 14 kilómetros de la etapa se harán pesados por las condiciones del viento y buscaremos la ribera derecha para protegernos un poco, aunque sin éxito.   Costará terminar la etapa pero lo conseguiremos pasado el embarcadero y el puerto de Villarreal de Olivenza a unos 6 kilómetros aguas abajo alcanzamos nuestro punto de salida previsto.

             

Hemos finalizado nuestra primera etapa tras 5 horas y 55 minutos a unos 6,3 km/h de media.   Nos esperan los coches y el regreso al Centro Ecuestre de Badajoz. Hace frío y hemos gastado muchas calorías, devoramos una exquisita cena y antes de irnos a dormir toca reunirnos para el briefing de la 2ª etapa. La previsión de tiempo no es nada buena, pero mejor no pensar en ello, nos metemos al saco junto a la confortable chimenea y el cansancio nos entrega al sueño rápidamente.

Detalles y track de la etapa: https://connect.garmin.com/modern/activity/2571786180

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.